Circular por rotondas

Circular por rotondas

Si eres conductor habitual, muy posiblemente te habrás encontrado en más de una ocasión que en el momento de circular por rotondas (también llamadas glorietas) has estado a punto de colisionar con otro vehículo que se te ha cruzado e incluso haciendo el otro conductor  aspavientos para indicarte que él era el que tenía prioridad.

Pero  ¿Quién tiene prioridad en las rotondas?

Si nos pusiésemos a preguntar a todos los conductores que han de incorporarse a una glorieta nos encontraríamos con multitud de contestaciones diferentes, pero con la coincidencia de que todos estarían convencidos de llevar la razón. Cada conductor se cree un experto del volante y, muchos de ellos, están convencidos de estar en posesión de la razón; pero lamentablemente no es así en la mayoría de los casos.

¿Qué costaría el seguro de tu coche?

Según la DGT:

La DGT,  ha facilitado la información referente a las rotondas y cómo circular por ellas con la reglamentación que figura en la Subdirección General de Formación para la Seguridad Vial de la Dirección General de Tráfico y la circular que reparten entre los examinadores, profesionales de la conducción y autoescuelas.

En el art. 57c del Reglamento General de Circulación se establece que “En las rotondas, los que se hallen dentro de la vía circular tendrán preferencia de paso sobre los que pretendan acceder a aquellas”.

Respecto al acceso a la rotonda, se realizará desde el carril de la derecha siempre que este se encuentre libre, independientemente de la dirección a seguir. Si el carril derecho ya estuviera utilizado por otro u otros usuarios se podrá acceder por los contiguos. Dentro de las rotondas rige lo establecido en los artículos 31, 32, 33 del RGC en cuanto a la utilización de carriles.

Otros artículos de tu interés

 

En resumen, circulación en rotondas:

  • Tienen total preferencia aquellos vehículos que circulan por la rotonda frente a aquellos que pretenden incorporarse a la misma.
  • Si vamos por el carril derecho de la glorieta y vemos que otro vehículo quiere incorporarse no tenemos ninguna obligación de cambiar al carril izquierdo. Son ellos los que tienen una señal de ‘ceda el paso’. Eso sí se debe facilitar la maniobra de incorporación de otros automóviles.
  • Si la rotonda fuese muy grande no está de más, desplazarse a un carril interior para facilitar la incorporación y regresar posteriormente al derecho.
  • Siempre hemos de indicar nuestras maniobras (cambio de carril o abandono de la rotonda) a través de las luces intermitentes (o en su defecto el brazo).
  • No se debe abandonar la rotonda directamente cuando se circula por el carril interior o de la izquierda, teniéndonos que situar con suficiente antelación en el de la derecha.
  • Tanto si debemos salir en la primera salida como continuar rectos, el carril que debemos ocupar hasta abandonar la glorieta es el de la derecha.
  • Jamás abandonaremos una glorieta tomando directamente la salida desde el carril izquierdo/interior.

Síguenos en las redes sociales Facebook y Twitter